El cuaderno que salvó mi creatividad

Hace unas semanas me prestaron “30 steps to becoming a writer and getting published”, de Scott Eldestein. Admito que  sólo he leído los primeros capítulos, pero uno de los pasos clave que menciona es el de utilizar un cuaderno para escribir las ideas que tengamos. Así que tomé una libreta de tamaño francés que había dejado de utilizar y la convertí en mi cuaderno de escritora. Leer Más

La culpa es tuya

En mis primeros años de adolescencia, llegó a mí la noticia de que un ex profesor mío, quien me impartió clases de cuarto grado, había abusado sexualmente de una niña que asistía a mi antiguo colegio.  Leer Más

Libros viejos

Siempre he pensado que los libros usados tienen una historia con sus antiguos dueños. A veces me pongo a imaginar cómo es que llegan a los locales donde se venden y qué fue de las personas que alguna vez los tuvieron en sus manos. Una vez escuché que las tiendas de libros viejos se nutren de intelectuales muertos. Leer Más

Diarios esporádicos

El primer diario que conocí, al menos de oídas, fue el de Daniela. Nunca ví la novela porque mamá no me dejaba ver novelas infantiles, pero mis amiguitas del kindergarten hablaban a veces de ella y la canción sonaba por  todos lados. En la primaria recuerdo haber leído algunos libros sobre diarios de personajes ficticios o personas anónimas que consumían drogas. Pero mi incursión en la escritura de diarios no fue exitosa. Leer Más

Anillo Kosher

Eran aproximadamente las 12:30 del mediodía y estaba caminando sobre la colonia Vista Hermosa, yendo rumbo a la Tienda Kosher que abastece a la comunidad judía que habita ahí. Tenía dos años sin ir. Me voy acercando…”¿Dónde está el anuncio de venta de pollo orgánico? No veo carros estacionados. Se ve vacío. Oh, oh. No puede ser…¡NO ESTÁ!”. Leer Más

Comenzando

Suelo ser una persona de ganas, y hoy me dió la gana de hacer mi blog, actividad que por tanto tiempo pospuse. No sé cuánta atención le prestaré ni tampoco tengo la menor idea de cómo manejar este sitio (hasta ahorita). Pero espero que sea algo grato para mí y para quienes lo lean. A escribir se ha dicho.